Difícil panorama enfrentan los porcicultores ante nulo financiamiento

Orizaba, Ver.- Los pequeños productores de carne de cerdo ven con cierta incertidumbre el panorama económico para mejorar la producción, debido a que la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) ya no financia a ningún grupo y se verá complicado conseguir fondo de impulso a esta industria, expuso el director del Grupo Promotor del Cerdo Mexicano, AC, Francisco Quintana Damián.

“Yo creo que lo ideal es que podamos aumentar la producción, vemos esta oportunidad en el mercado, aunque también como está la economía ahorita y con la depresión que hay en cuanto a presupuesto en lo que va de Sader, si pudiera ser complicado conseguir fondos de impulso a la industria, vemos el panorama ahorita incierto en cuanto a poder inyectarle fondos a las empresas pequeñas e incrementar la producción”.

Comentó que la Sader no tienen definido hasta ahora cómo van a estar los programas de apoyo, si es como el año pasado o habrá “muy poquito”, aunado a que el tema del financiamiento ya no lo impulsa Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario como banca de fomento, pues esta era la que impulsaba a los pequeños productores con tasas de interés, “estuvo en el programa de primeros productores pero ya desapareció y ahora las comisiones de otorgamiento de crédito son más complicadas”.

Ante todo eso, reconoció que hará más difícil hacer crecer las granjas chicas y las granjas grandes estarán enfocándose al tema de la exportación principalmente a China porque es la que va a absorber mayor parte de la producción de cerdo en México.

“Hay una oportunidad ahí muy importante pero también veo más complicado que los pequeños productores puedan crecer si no hay apoyo del Gobierno, sino se tienen esquemas de apoyo o esquemas de crédito más bondadosos de los que tienen ahorita, va a ser muy complicado que la porcicultura pequeña crezca y pues los grandes van a seguir creciendo, eso sí es indudable pero los pequeños no”.

Agregó que el enorme agujero que va a dejar Granjas Carroll con la importación de cerdo a China, se podrá tener una alta en el precio y “eso nos va a llevar a que el consumo disminuya, lo cual puede ser peligroso pues ahorita andamos rondando en los 17 kilos per cápita al año y producimos el 49 por ciento de lo que consumimos, estamos importando más de lo que producimos, entonces que suba el precio si puede generar ahí una presión para los productores nacionales que no pueden absorber el precio de producción, pero la carne importada esa sí puede seguir siendo barata, entonces vamos a encontrarnos un mercado de subir el porcentaje de carne de importación y disminuir la producción nacional”.

Otra opción sería disminuir las ventas de carne nacional por el alto precio, mientras tanto estarán sujetos a que el gobierno pueda dar apoyo en financiamientos blandos o mediante recursos de apoyo para que los productores pueden incrementar su hato reproductor, tener más vientres o más marranas y con ellas aumentar la producción, “porque si habrá un agujero y nos van a faltar otros 100 mil cerdos mensuales en cuanto Carroll determine empezarse llevar la mitad de su producción a China”.

Visto 66 veces